facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Como identificar las grasas beneficiosas "buenas" y las grasas dañinas "malas"

Salud Estados Unidos

Cuando se trata de grasa en la dieta, lo que más importa es el tipo de grasa que usted come. En contra de los consejos dietéticos de dietas bajas en grasa, la más reciente investigación muestra que las grasas saludables son necesarias y beneficiosas para la salud. Cuando los fabricantes de alimentos reducen la grasa, a menudo reemplazan con carbohidratos de azúcar, cereales refinados, u otros almidones.

Nuestro cuerpo digiere estos carbohidratos y almidones refinados muy rápidamente, lo que afecta el azúcar en sangre y los niveles de insulina y, posiblemente, lo que resulta en el aumento de peso y la enfermedad. En lugar de adoptar una dieta baja en grasa, es más importante centrarse en comer grasas beneficiosas "buenas" y evitar las grasas dañinas "malas". La grasa es una parte importante de una dieta saludable. Elija alimentos con "buenas" grasas no saturadas, limite los alimentos ricos en grasas saturadas, y evite las grasas trans.

Las grasas insaturadas o"Buenas" tienen menor riesgo de enfermedad. Los alimentos altos en grasas buenas incluyen aceites vegetales (como el de oliva, canola, girasol, soja y maíz), frutos secos, semillas y pescado. Las grasas "malas" (grasas trans) aumentan el riesgo de enfermedad, incluso cuando se consumen en pequeñas cantidades. Los alimentos que contienen grasas trans se encuentran principalmente en alimentos procesados hechos con grasas trans de aceite parcialmente hidrogenado. 

Las grasas saturadas, aunque no son tan perjudiciales como las grasas trans, por comparación con las grasas insaturadas afectan negativamente a la salud. Los alimentos que contienen grandes cantidades de grasas saturadas son las carnes rojas, mantequilla, queso y helado. Cuando se corta el consumo de alimentos como la carne roja y la mantequilla, se deben reemplazar con pescado, frijoles, nueces y aceites saludables en lugar de carbohidratos refinados.

Por otro lado, están la sal y el sodio. La sal, también conocida como cloruro de sodio, es de aproximadamente 40 por ciento de sodio y 60 por ciento de cloruro. Añade sabor a la comida y también se utiliza como conservante, aglutinante, y estabilizador. El cuerpo humano necesita una pequeña cantidad de sodio para conducir los impulsos nerviosos, relajar los músculos y mantener el equilibrio adecuado de agua y minerales. Pero el exceso de sodio en la dieta puede conducir a la presión arterial alta, enfermedades del corazón y derrame cerebral. La mayoría de los estadounidenses consumen al menos 1,5 cucharaditas de sal por día, que contiene mucho más sodio del que nuestro cuerpo necesita.

El gobierno recomienda limitar el consumo diario de sodio a 2.300 miligramos (una cucharadita). Sin embargo, casi el 70 por ciento de los adultos estadounidenses están en riesgo de desarrollar problemas de salud asociados con el consumo de sal, y la Asociación Americana del Corazón recomienda que las personas en riesgo (mayores de 50 años, con presión arterial alta, con diabetes) deben limitar su consumo diario de sodio a 1.500 miligramos (2/3 de cucharadita)

Dado que la mayoría de los adultos estadounidenses están en riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con el consumo de sal, los expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública, la Asociación Americana del Corazón, y el Centro para la Ciencia en el Interés Público de Harvard han pedido que el gobierno de Estados Unidos baje el límite superior de la ingesta diaria recomendada de sodio a partir de 2,300 miligramos a 1.500 miligramos por día (2/3 cucharadita de sal).

Derechos Reservados©
Solo si se reconoce la fuente con el enlace hacia Food News Latam® se permite la total o parcial reproducción del contenido.
Fuente: Food News Latam® www.foodnewslatam.com

z FNL Trademark 2015 newLACINGBEB

z PAN z PAC z INO

Nuevos Productos

baker perkins logo

|