facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Inspección por rayos x con alta resolución BASELINE I 100

Asuntos Regulatorios Latinoamérica

Para que los clientes de un supermercado puedan estar seguros de que los envases atractivos y seguros expuestos en el punto de venta también contienen productos de primera calidad, los fabricantes de los productos envasados someten a su mercancía a un control de calidad antes de su distribución.

Los sistemas de inspección por rayos X como el BASELINE I 100 son herramientas muy útiles que detectan cuerpos extraños en los envases o si los productos están incompletos o dañados.

Optimizado para la industria alimentaria
El MULTIVAC BASELINE I 100 trabaja con una fila de diodos de larga vida útil cuya resolución de 0,4 mm garantiza una elevada precisión de detección y puede reconocer incluso cuerpos extraños minúsculos en un envase. Estos cuerpos extraños se visualizan en una amplia pantalla táctil a color de 15 pulgadas que además sirve como dispositivo de control.

El sistema guarda en la versión están dar los parámetros de hasta 100 productos y es posible obtener una ampliación. Con los programas del extenso paquete de software no solo se detectan cuerpos extraños, sino que también se llevan a cabo controles de cantidad, completitud y nivel de llenado.

El modelo básico BASELINE I 100, compacto y económico, es apropiado para el sector alimentario gracias a su diseño higiénico y puede integrarse en las líneas de producción existentes. Las superficies biseladas y su estructura con forma de balcón facilitan la limpieza, y además, la construcción de acero inoxidable cumple los requisitos de la clase de protección IP65. Puesto que los valores de radiación emitida son muy bajos, los alimentos ya comprobados no deben contar con ningún marcado adicional. Todos los sistemas de inspección por rayos X de MULTIVAC Marking & Inspection cumplen los requisitos de las normas nacionales e internacionales de calidad de productos alimentarios como HACCP, IFS o BRC.

Inspección por rayos X: versátil y segura
El uso de sistemas de inspección por rayos X permite un amplio control de los productos envasados, ya que los rayos X detectan materiales de tipos muy diversos. Si al analizar un envase se detecta cualquier cuerpo extraño, los rayos modifican su intensidad y con ello cambia la imagen que aparece en la pantalla.

Si los rayos topan con un cuerpo extraño cuya densidad es mayor que la del contenido del producto, en la imagen se muestra un punto oscuro. Este es el caso, por ejemplo, si un envase de un producto alimentario contiene piezas de metal, vidrio, huesos, piedras, cerámica o plásticos densos.
Por otra parte, las burbujas de aire, rasgaduras o lugares vacíos se visualizan como puntos claros en la pantalla.
Gracias a lo anterior, la inspección por rayos X permite determinar si en un envase hay unidades sueltas que han sufrido daños, si faltan productos o si el nivel de llenado es correcto.

Ventajas frente a los controles de calidad con detectores de metales
Un detector de metales reacciona únicamente a la presencia de un cuerpo extraño metálico en un envase y no ofrece conclusiones sobre su ubicación exacta. Por el contrario, los rayos X indican los puntos exactos donde hay problemas directamente en la pantalla, para poder subsanarlos rápidamente. Además, los sistemas de inspección por rayos X no se ven influenciados por vibraciones, oscilaciones de temperatura o humedad o el contenido de sal o ácido de un producto, lo que sí ocurre en los detectores de metales.

La mayor ventaja que ofrecen es su evaluación totalmente independiente de los campos eléctricos y magnéticos.

De esta forma pueden detectar incluso materiales orgánicos y no metálicos y, además, puede analizarse el interior de envases cuyo contenido está formado por componentes metálicos.

Si desea más información puede visitar http://www.multivac.com/

Suscribase Newsletter semanal confiteria

z FNL Trademark 2015 newLACINGBEB

z PAN z PAC z INO

Nuevos Productos

baker perkins logo

|